Home | Blog | Adultos | ¿Qué es el “mindful eating” o alimentación consciente?

¿Qué es el “mindful eating” o alimentación consciente?

Compartir
¿Qué es el “mindful eating” o alimentación consciente?

Por Stephanie Vaccarezza | Editora: Trinidad Gómez

 

¿Qué es el Mindfulness o atención plena?

Probablemente has escuchado alguna vez el concepto de Mindfulness. Mindfulness, traducido como “atención plena”, es la experiencia de conciencia plena que surge al prestar atención, de forma intencional y sin juzgar, al momento presente. En otras palabras, Mindfulness es prestar atención de manera intencionada a los pensamientos, emociones y sensaciones físicas que surgen en cada momento, sin reaccionar a ellos. 

La investigación indica que practicar Mindfulness tiene múltiples beneficios para nuestra salud física y mental. El Mindfulness se puede practicar de muchas maneras y en diversas situaciones. Un ejemplo de ello es el Mindful Eating, o “alimentación consciente”. 

¿Qué es el Mindful Eating o alimentación consciente?

Es el Mindfulness aplicado a la experiencia de comer. Esto implica utilizar todos nuestros sentidos (vista, olfato, oído, gusto, tacto) para estar presentes y atentos/as a lo largo de toda la experiencia de comer, incluida la elección y preparación de los alimentos.

En otras palabras: comer prestando toda nuestra atención (y sin juzgar) al alimento que estamos ingiriendo. 

Cuando practicamos el Mindful Eating, enfocamos nuestra atención en la experiencia de comer, incluyendo las sensaciones en nuestro cuerpo al ingerir alimento, y los pensamientos y emociones que surgen al comer. 

El Mindful Eating NO es un dieta. Más bien, es una manera diferente de relacionarnos con la comida y con la experiencia de comer. 

Por eso, el objetivo del Mindful Eating no es directamente la pérdida de peso, sino fomentar la presencia plena de las personas en la experiencia de comer. Es decir, el foco está en la experiencia de apreciar la experiencia de comer y no en la restricción de la ingesta. El Mindful Eating ayuda a las personas a disfrutar los momentos del día reservados para la alimentación y busca conectarlos con su comida.

Al practicar el Mindful Eating, en lugar de enfocarnos en las calorías o tipos de alimentos consumidos, nuestra atención está puesta en apreciar la experiencia de comer.

El Mindful Eating es una experiencia individual. Esto significa que no existen reglas que todos deben seguir para lograr una experiencia de alimentación consciente. Cada persona que practique Mindful Eating tendrá una experiencia única y diferente.

Una clave importante es que no se trata de alcanzar una alimentación ideal; por el contrario, el objetivo es volvernos conscientes de lo que sentimos y pensamos al comer, sin intentar cambiar o mejorar nuestra alimentación.

Al incorporar este hábito, es probable que sin intentarlo, empecemos a comer menos, saborear y disfrutar más la comida, y seleccionar alimentos más saludables. 

Beneficios del Mindful Eating

  1. Disfrutar de la comida, ya que en la actualidad comer se ha vuelto algo automático y rápido
  2. Horas de comer más satisfactorias, guardando el teléfono, alejándose de cualquier distracción y creando un ambiente más adecuado
  3. Mejores resultados en torno a la salud, ya que el Mindful Eating se relaciona con una disminución del comer emocional, y con elecciones de comida más sanas

Consejos para practicar Mindful Eating

  • Respira profundamente 3 veces antes de comer, para enfocar tu atención y centrarte en el momento presente.
  • Antes de comer, toma un momento para mirar y observa tu comida, incluyendo su textura, colores. Siente su olor, temperatura, y peso. 
  • Con cada bocado, involucra tus 5 sentidos para saborear y apreciar tu comida. Observa y siente el olor, colores y texturas de tu comida. 
  • Observa tus respuestas (físicas y emocionales) a los alimentos que ingieres. Estas respuestas pueden ser agradables (placer, disfrute, felicidad, satisfacción, etc.), desagradables (culpa, displacer, pena, etc.) o neutras. Intenta limitarte a volverte consciente de estas respuestas sin juzgarlas.
  • Come lento y mastica despacio. Esto facilita tu presencia plena en el momento de comer.
  • Come en un lugar agradable, en donde no haya tanto ruido ni interrupciones. Si es posible, intenta desconectarte de tus aparatos electrónicos.

El Mindful Eating es un hábito que puedes incorporar progresivamente. No todas tus comidas y bocados deben ser mindful; a veces, no es posible dedicar toda nuestra atención al acto de alimentarnos.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter